1

Altea, un pueblo con mucho encanto

Publicado por el .

Altea es una de las pocas localidades alicantinas que a pesar del paso del tiempo conserva el sabor típico de sus arraigadas raíces marineras.

La fisonomía de Altea nos cautiva con un característico estilo minimalista y su tranquilidad. Predominan las callejuelas empinadas y los caseríos bajos de color blanco, tabernas, pequeños bares y restaurantes.

Los viajeros se encuentran con un pueblo pequeño, pintoresco y acogedor, que es ideal para unas vacaciones relajantes bajo el sol a orillas de la nobleza del Mediterráneo.

Cuando llegan los meses de verano, el típico paisaje marino se apodera de nuestros sentidos, con sus estupendas playas, su paseo costero, y su permanente actividad pesquera…

Las montañas que cubren las espaldas de Altea complementan estos paisajes de ensueño, ofreciéndonos escenarios que son ideales para practicar todo tipo de depotes.

A unos pocos kilómetros, muy cerca de Altea nos podremos encontrar con las cataratas del Algar y el Peñón de Ifach y la encantadora ciudad de Benidorm.

Hoteles en Altea hay para todos los gustos y presupuestos: familiares, románticos, de diseño, de playa o de spa. Así que decídete pronto. El dulce encanto de Altea espera por ti este verano…

Foto vía:flickr

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Raquel dijo

    Yo también lo recomiendo!
    Un bellísimo pueblo.

Escribe un comentario