1

Altea, un pueblo con mucho encanto

Publicado por el .

Altea es una de las pocas localidades alicantinas que a pesar del paso del tiempo conserva el sabor típico de sus arraigadas raíces marineras.

La fisonomía de Altea nos cautiva con un característico estilo minimalista y su tranquilidad. Predominan las callejuelas empinadas y los caseríos bajos de color blanco, tabernas, pequeños bares y restaurantes.

Los viajeros se encuentran con un pueblo pequeño, pintoresco y acogedor, que es ideal para unas vacaciones relajantes bajo el sol a orillas de la nobleza del Mediterráneo.

Cuando llegan los meses de verano, el típico paisaje marino se apodera de nuestros sentidos, con sus estupendas playas, su paseo costero, y su permanente actividad pesquera…

Las montañas que cubren las espaldas de Altea complementan estos paisajes de ensueño, ofreciéndonos escenarios que son ideales para practicar todo tipo de depotes.

A unos pocos kilómetros, muy cerca de Altea nos podremos encontrar con las cataratas del Algar y el Peñón de Ifach y la encantadora ciudad de Benidorm.

Hoteles en Altea hay para todos los gustos y presupuestos: familiares, románticos, de diseño, de playa o de spa. Así que decídete pronto. El dulce encanto de Altea espera por ti este verano…

Foto vía:flickr

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Raquel dijo

    Yo también lo recomiendo!
    Un bellísimo pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *