0

Senderismo en Alicante: Ponoig. Tercera parte

Publicado por el .

Sin lugar a dudas, una planta emblemática por naturaleza y por consideraciones históricas y bíblicas, es el olivo. Por ello, este es considerado uno de los atractivos más emblemáticos del recorrido por el Ponoig. Ya que la ascensión, propone el espectáculo inigualable de olivares reverdecidos.

Se puede acceder a una vía alternativa, en pleno circuito de ascenso, la cual se dirige hacia la costa. La misma, a escasos metros retoma la dirección con destino a la montaña, en forma paralela  a un barranco, conocido con el nombre Gulapdar. El mismo se puede distinguir por ser de tipo torrencial; en su lecho hallamos aglomeración de árboles desarraigados. No obstante, hacia el otro lado del camino, se pueden apreciar  inmensos campos de cultivos, entre los que sobresalen los olivos, además de los árboles frutales.

En este circuito, se permanece en continuo ascenso, desde el origen del mismo. La dificultad que plantea el circuito, es relativamente alta, hasta llegar a la cumbre. Se deberá tener presente, que el desnivel total llega a los 1000 metros, es más, los supera.

Para alcanzar la zona descripta, de debe tener en cuenta que ésta es denominada igual que el barranco. Para facilitar la llegada a la misma, se ha establecido una zona apta para la escalada y, al llegar, un mirador situado en el origen del barranco. El mismo constituye un descanso, ideal para recobrar el aire al cabo del ascenso.

Una alternativa más, en este inigualable recorrido natural, por el circuito del Ponoig.

Te puede interesar

Escribe un comentario