0

Historia y leyenda del turrón de Alicante

Publicado por el .

Turrón de Alicante

El turrón de Alicante, toda un símbolo de la provincia

Durante la Navidad el nombre de Alicante está en boca de todos porque va irremediablemente unido al dulce por excelencia de estas fechas: el turrón.

Si Toledo es considerada la cuna del mazapán, Alicante lo es del turrón. Conozcamos hoy un poquito más sobre este dulce.

El turrón es un producto elaborado a base de almendras y azúcares cuyo origen se remonta a la época de los griegos, cuando a los deportistas griegos les daban una pasta compuesta de frutos secos (principalmente almendras) y miel.

Existen varias teorías en torno al origen del turrón en España. Una de ellas afirma que el turrón surgió tras un concurso propuesto por los árabes por el que buscaban un alimento nutritivo que se conservara en buenas condiciones durante largos períodos y que fuera fácil de transportar por sus ejércitos sin peligro de intoxicación.

Otras fuentes, en cambio, sugiere que el turrón surgió gracias a la elaboración por parte de un artesano de Barcelona, apellidado Turró, el cuál realizó un alimento con material primas de la región que sería un recursos en épocas de escasez y hambrunas. Esta versión es la menos respaldada.

El xixonenco Fernando Galiana, quien dedicó muchos años de su vida a estudiar el origen del turrón, establece que la palabra turrón procede de torrat, que era una mezcla de miel y frutos secos que se cocía directamente en el fuego para dar una masa consistente y fácil de manejar.

En Xixona, la ciudad turronera por excelencia, existe una bonita leyenda que narra a modo de cuento el origen del turrón:

Dice la leyenda que un rey contrajo matrimonio con una princesa escandinava, por lo que ésta tuvo que trasladarse a tierras alicantinas. La princesa se sintió muy triste al no poder disfrutar de los bellos paisajes de su país llenos de nieves perpetuas.

El rey, desesperado por ver a la nueva reina decaída, para evitar su tristeza, tuvo la idea de plantar por todos sus territorios miles de almendros. De esta manera, cuando los almendros florecieran, sembraron el paisaje de tonalidades blancas, de tal modo que todo parecía nevado y la princesa volvió a recuperar su felicidad.

Los habitantes de Jijona (Xixona) aprendieron a recoger los frutos de los almendros y a tratarlos, elaborando así las primeras muestras de turrón y derivados.

Una bonita leyenda para explicar el origen de un dulce delicioso.

Te puede interesar

Escribe un comentario