0

Elche, la niña bonita de Alicante

Publicado por el .

Palmeral de Elche

El Palmeral de Elche

Hoy proponemos salir de la ciudad de Alicante para ir a uno de sus ‘pueblos’ más célebres: Elche. En realidad estamos ante la segunda ciudad de la provincia, por lo que la palabra pueblo se queda bien pequeña.

Elche (Elx) cuenta con un clima mediterráno árido que le ha permitido el cultivo del palmeral más extenso de Europa, haciendo de esta particular herencia andalusí no sólo una industria, sino que se ha convertido en un símbolo unido desde siempre a la ciudad.

El Palmeral da prestigio a la ciudad ya que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además da riqueza con una industria que permite el cultivo y venta de palmas para la Pascua de Resurrección o la producción de dátiles para alimentación.

Es una ciudad muy antigua tal y como demuestran los restos hallados en su Alcudia, en la Ilici romana, que ha permitido mostrar al mundo toda la belleza del rostro femenino ibérico con un busto de extraordinaria calidad: La Dama de Elche.

Los restos de la antigua colonia romana que se asentó junto a la ya existente de origen íbero, pueden visitarse actualmente. Además de esto, la ciudad posee un extenso casco antiguo muy bien conservado como el Palacio de Altamira o la basílica de Santa María.

De la Edad Media nos llega otra tradición declarada como Monumento Nacional en 1931 y Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2001: el Misterio de Elche (El Misteri d’Elx).

Se trata de un representación teatral de espíritu religioso de grandísimo valor y que además nos muestra el carácter popular que lo sacro podía alcanzar a lo largo de los siglos ya que esta ‘obra’ se ha representado siempre por los propios ciudadanos y no por profesionales. Su fecha de puesta en escena suele ser en el mes de agosto todos los años en fechas de la festividad de la Virgen de la Asunción.

Como vemos Elche es una pequeña ciudad que cuenta entre sus atractivos con bienes materiales e inmateriales declarados Patrimonio de la Humanidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario